Red Deporte para el Cambio Social
institucional
Una Red para Crecer
25 de junio de 2014
Evento de lanzamiento de la Red en el año 2012. Testimonio del ex-puma Nani Corleto, responsable de la ONG Botines Solidarios.
1 de 1

La Red de Deporte para el Cambio Social es un grupo integrado por organizaciones de la sociedad civil y Nike Argentina, con el objetivo de consolidar y fortalecer un movimiento de deporte como herramienta de desarrollo social y humano.

Estas organizaciones promueven, a través de diversas iniciativas, la utilización del deporte como herramienta para la transformación social.

La red tiene como objetivos

  • elevar al deporte como herramienta de cambio social,
  • lograr atraer más financiamiento al sector,
  • impulsar marcos regulatorios que fomenten el deporte social y
  • sistematizar información y evidencias acerca de cómo el deporte genera efectivamente transformaciones sociales a gran escala.

 

El deporte es un componente de la cultura y constituye una vía única de aprendizaje. Contiene un enorme poder motivacional y de convocatoria y permite trabajar en contextos disímiles. El deporte, además, posibilita un abordaje transversal sobre distintas problemáticas: exclusión social, distintos tipos de discriminación, fragmentación social, etc. Es por ello que para las organizaciones de la Red, el deporte es el medio, no un fin en sí mismo.

Existen redes similares en Brasil, Sudáfrica y Europa, donde el trabajo conjunto en red contribuyó a instalar el tema en la agenda, a dar a conocer estrategias de trabajo, a aumentar su impacto de los programas y a replicar su efecto transformador

Miembros fundadores de la Red:

Club Deportivo Barracas de General La Madrid: utiliza el club de barrio, gratuito e integrador -gracias al trabajo de los papás, los jóvenes y voluntarios-, como epicentro de actividades deportivas, trabajando también en la faz educativa, la salud, los valores y la recreación.

Fundación Botines Solidarios: utiliza el rugby y sus valores para generar cambio con jóvenes en estado de vulnerabilidad, en barrios y cárceles.

Fundación DAD (Deporte y Actitud Deportiva): utiliza los valores del deporte para generar cambios de actitud. Trabaja en barrios vulnerables y en cárceles en la formación y capacitación de líderes jóvenes.

Fundación FUDE (Fundación fútbol para el desarrollo): trabaja en la zona de Moreno con 20 clubes en el fortalecimiento institucional, abordando además temas como salud, género, liderazgo, comunicación, entre otros, llegando a más de 8 mil beneficiarios.

Hecho Club Social: convoca a gente en situación de calle a practicar futbol de manera sistemática –con el objetivo final de jugar la Homeless World Cup-, logrando un cambio radical y en casi todos los casos la reinserción familiar, laboral o educativa.

La Nuestra Fútbol Femenino: trabaja usando el fútbol, cuestiones de género en la Villa 31, con más de 70 chicas de 14 a 25 años.

Fundación Cambio de Paso: trabajan usando el rugby como elemento de inclusión en cárceles y comunidades en riesgo.

Fundación El Puente Posible: Trabaja por la inclusión social de casi 1.000 niñas y adolescentes en contextos vulnerables a través del hockey en 20 clubes de la ciudad autónoma de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

Fundación Defensores del Chaco: trabaja hace ya más de 20 años en la zona de Moreno usando el deporte y las expresiones artísticas como fuente de integración social y desarrollo de liderazgos comunitarios.

NIKE ARGENTINA S.R.L.: como empresa dedicada al deporte, ve en esta red una plataforma para continuar incentivando el deporte y sus protagonistas.

 

Hasta el momento, las organizaciones que integran la Red han logrado llevar adelante programas de amplio alcance, llegando en conjunto a casi 10,000 participantes de todas las edades y de ambos sexos. En términos cualitativos, se ha logrado desarrollar liderazgos juveniles en contextos de alta vulnerabilidad social, empoderar a mujeres y capacitarlas para defender sus derechos, contribuir a la reinserción social de personas en situación de calle, fortalecer instituciones barriales y comunitarias en sus aspectos infraestructurales e institucionales, garantizar el derecho a una asistencia médica a más de 6000 niños y niñas y en algunos casos previniendo situaciones de riesgo de vida, entre otros logros destacables.

 

 

CERRAR